Azules de invierno

 A estas alturas de la experiencia empiezo a disfrutar de sobrevolar modas, tendencias, estilos, compromisos y todos los “debes” y tantos “tienes que”. 

¿Qué quiero decir con esto? 

Que disfruto de mi propio vuelo dirigido, en plena libertad y a conciencia en mi madurez.. Sin escalas pero sin apuros y con objetivos claros.

Edad bendita que me permite volver a experimentar la creatividad cada minuto con una mente diferente y más generosa. Estoy enfocada en lo que me gusta y lo hago desde la más genuina visión personal .

En esto pensaba mientras me duchaba hoy en la mañana.

Cada vez que tomo una foto, hago un dibujo o creo un cuaderno, quiero compartirlo. Porque creo en lo que hago. Y de la misma manera que me enriquece cualquier otra persona con su aporte, yo entrego lo que sé hacer mejor con la certeza que encuentra eco. Porque brindar  y recibir inspiración estimula la creatividad, sobre todo, la de muchas mujeres con sueños pendientes.

Siempre hay alguien afín, un feedback que potencia y ennoblece nuestras aptitudes. ¿Y sabes que es lo más gratificante? Que todo lo que hay que hacer para sentir esta retribución es ser auténtico. Tan simple como ser dueño de tus ideas para poder transmitirlas con tu voz. No hay una voz más armónica que la propia en su total libertad de expresión. 

Es por eso que en mis ratos libres me permito desligarme de limitaciones y no escuchar las mil razones para no hacer algo. Sólo escucho un argumento: “ve y hazlo si te encanta hacerlo”. 

Hice una nueva galería de fotos en una paleta de azules ( puedes verla haciendo clic AQUÍ )

(Las referencias que ves en la galería son: 1- Gerberas gingham hechas para el cuarto de mi hija. 2 y 3- Una ruana nueva y divina que huele a lana de oveja de Manos del Uruguay y comprada en Styleismo4- Un dibujo mío. 5- Un paquete de regalo azul con un  lazo de organdí y una mini tarjeta con la impresión de una de mis fotos. 6- Un mosaico que tenía ganas de hacer. 7- Un taccuino Papersome. Un patchwork con unos papeles italianos divinos. 8- Mis nuevas mini cards compradas en MOO. Recomendables (son las mismas que utilicé para el regalo azul) El ojo alucinante que ves, es parte de una imagen de Yayoi Kusama , una artista japonesa que a María y a mi nos encanta por su estética más que personal. 9 y 10- Otros dos dibujos que hice para María 11- Detalle del taccuino, hecho con la intención de que se apreciara mejor el papel.)

Un abrazo y ¡hasta pronto!