Los días previos a la Navidad

Para esta Navidad tenía ganas de dibujar un ciervo. Un diseño sencillo y agradable para utilizarlo en los regalos como gift topper. 

Es un proceso creativo muy lindo porque siempre busco que el resultado sea más simple de lo que imagino en principio. Lograr expresarme muchas veces sin color, otras veces utilizando paletas que destaquen un pequeño diseño, pero siempre mi santo y seña será " sutil y esencial". Dos palabras que dan coherencia a lo que me encanta hacer y a mi estilo de vida.

Mientras creaba estos ciervitos, tuve la idea de hacerlos tridimensionales y usarlos como detalle decorativo en la mesa navideña. Creo que que van a quedar súper festivos e ideales entre ramas frescas de pino y la iluminación deliciosa que aportan las velas.

Mientras tanto, quedan lindísimos sobre la repisa de la estufa y combinan a la perfección con las sorpresas que María me trajo de su último viaje a Amsterdam y Berlín.

Mi hija me sorprendió con una exquisita selección de adornos navideños de decoración nórdica que ya forman parte de mis tesoros más queridos. Además de cintas divinas, piolines naturales, washi tapes y la tijera de mis sueños comprada en  RSVP , una tienda de papeles y accesorios en Berlín que estaba marcada como cita obligada antes de subirse al avión

Preparar la casa en estos días está siendo más que estimulante. El espíritu navideño está presente, hay una energía preciosa, gente querida que va y viene y todo un movimiento ideal para crear historias.

Tengo mi propia historia de la semana intensa que pasó, en imágenes. Si quieres verla, haz clic AQUÍ. Más ciervos,  idea de regalos y mi sobrinita Juji en modo navideño.

Hasta pronto y un abrazo pre navideño.