DESDE EL BERGANTÍN

Escribí este post desde un bergantín, aunque no se trata de esos barcos ágiles y de madera, llenos de velas desplegadas que usaban los corsarios. Se trata de nuestra casa de playa que lleva este nombre y que a mi me encanta decir que nos transporta a los veranos. A días simples y más largos, al bienestar y a no tener otra rutina que restablecer lo esencial. Y en un entorno donde se dan las condiciones más favorables para el mejor estado de ánimo.

para una noche1.jpg

A veces se dan en un día perfecto de verano y en atardeceres fucsias que te sorprenden en una de las playas más lindas del planeta. 

O las condiciones se presentan dentro de la casa, con esa informalidad tan divina y típica de las vacaciones, donde todo se convierte en un motivo de festejo. 

Como poner una mesa para dos.

Con detalles simpáticos porque sí. Porque siempre es válido celebrar un día que fue perfecto de principio a fin, porque es divertido llevarlos a la mesa y porque la cena es especial. Esa noche, la cocina estuvo a cargo de mi hija que preparó su salmón con hierbas. (Promete ser un clásico en casa.)

plato6 (2).jpg

Hoy, quiero mostrarte estos pescados de papel y tela, cómo los hice y lo divino que quedan como porta servilletas. Muy sencillos y súper fácil de hacerlos.

Soy fan de estos pequeños elementos que pueden hacerse en cinco minutos y marcan una diferencia. Son impresiones visuales que invitan, agasajan, festejan y hablan de amor.

postpescado3 (2).jpg

De hecho, recuerdo esta cena, como la noche de los pescados. Que se volvió memorable entre luces cálidas y la complicidad de charlas compartidas. Una cena a la luz de las velas y el mejor pescado preparado por mi hija María.

A veces se dan las mejores condiciones para momentos increíbles. Se convierten en historias chiquitas y de entrecasa, en la mejor compañía y comida simple y bien hecha. En una pesca fotográfica desde mi propio bergantín con muchos pescaditos como broche de oro de un día perfecto de verano.

Si te gusta la idea de llevar estos pescados a tu mesa, en las fotos más abajo te dejo el tutorial con imágenes paso a paso, los materiales que necesitas y las instrucciones.

Que los disfrutes realizándolos y sobre todo en una estupenda cena en compañía. 

Te invito, también, a mirar más fotos en la galería de la barra de navegación. Con el título "Historias de verano".  

¡Un gran abrazo y anímate a hacerlos! De verdad, quedan adorables.